Seguimos con la Limpieza de metales, hoy toca: Cómo limpiar el Bronce y el cobre.

CleanPeople te saluda de nuevo y seguimos con nuestros post de trucos fáciles para limpieza de metales.

En nuestro post anterior hablamos de cómo limpiar el acero inoxidable. Hoy nos adentramos en un par de metales que tenemos en casa y en nuestro entorno más de lo que creemos. A veces por desconocimiento y por lo tedioso de su limpieza no los valoramos y lo consideramos pasados de moda. Se tratan del Cobre y el Bronce.

Qué es el cobre y dónde lo encontramos.

El Cobre es un metal de transición. Es muy duro y se encuentra parcialmente lleno de electrones. Es un perfecto conductor de la electricidad  y el calor por eso se usa, entre muchas aplicaciones, para fabricar cables y tuberías.

manojo de hilo de cobre

En tiempos antiguos se utilizaba para fabricar armas, escudos y adornos corporales, además de todo tipo de recipientes. Sobre todo se utilizaba para contener agua porque es muy resistente al óxido.

Desde la antigüedad y hasta nuestros días se utiliza para colorear el vidrio.

También podemos encontrarlo en pararrayos, disipadores de calor de los ordenadores, electroimanes, relés, interruptores eléctricos, etc.. Y con él se hace el hilo de cobre que tiene multitud de aplicaciones.

decoración con objetos de cobre

Por supuesto y como no podía ser de otra manera, lo encontramos en artículos de nuestro hogar.

Se utilizan para adornar rincones, mesas, estanterías, chimeneas, muebles, utensilios de cocina, etc..

 

El cobre en nuestro cuerpo.    cuerpo de mujer en bronce - limpieza del cuerpo

Como información extra y de culturilla general quiero contaros que en el cuerpo humano también tenemos cobre. Sí, así tal cuál suena. Se encuentra en mayor proporción en el cerebro y el hígado.

Su papel es fundamental para crear el pigmento de la melanina en la piel. Contribuye en la síntesis de fosfolípidos y forma parte de la producción de la hemoglobina en la sangre junto con el hierro. Es un componente de las enzimas involucradas en la oxidación de ácidos grasos y es esencial para el óptimo estado del cabello. Con todo lo dicho es más que recomendable mantener unos niveles óptimos en nuestro organismo para tener un cuerpo limpio y sano.

Qué es el bronce y dónde lo encontramos.

el bronce utilizado en la fabricación de campanas

La aleación del estaño y del cobre da como resultado el Bronce. Y como es de esperar, es también un material muy decorativo. Las piezas fabricadas con este metal son muy preciadas y elegidas por muchas personas para la decoración de sus hogares. Se utiliza para hacer muebles, lámparas, candelabros, pomos de puertas, placas, esculturas, copas y trofeos y un largo etcétera. También se usa mucho en arquitectura y  en la realización de esculturas.

 

Características del bronce y cobre.

El cobre y el bronce tienen características muy similares. A ambos les afecta el aire y la humedad.  Sufren un proceso natural de “oxidación” que los hace coger un color verdoso oscuro llamado pátina.

Los objetos fabricados en cualquiera de estos materiales se pueden limpiar de la misma manera.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, para todo hay productos químicos que podemos usar pero nosotros queremos hacerlo de manera ecológica y con productos naturales de los que usaba mi abuela y la gente de mi pueblo, aún tengo en la memoria esa imagen.decoración en cobre

Recetas caseras para limpiar el bronce y el cobre sin usar químicos.

A continuación detallamos varias recetas para limpiar indistintamente el bronce o el cobre.

  1. Una manera es hacer una pasta suave con harina y sal a partes iguales y vinagre. Para limpieza de metales: harina sal y vinagre La aplicamos al metal con un trapo o estropajo suave. La dejamos secar durante media hora. Luego la retiramos enjuagando con abundante agua tibia. Acto seguido damos brillo frotando con energía un trapo suave, haciendo movimientos circulares.
  1. Otra forma es con limón y polvo de piedra pómez. Cortamos el limón sin pelar en gajos El limón: muy utilizado para limpiar metalesy lo impregnamos en el polvo de piedra pómez. Luego lo aplicamos frotando con energía sobre el metal.  Este proceso crea una película en la superficie que dejamos secar durante 25 o 30 minutos. Luego lo retiramos enjuagando con abundante agua tibia. Secamos bien y le damos brillo frotando con un trapo suave y seco.
  1. La tercera opción es hacer una pasta mezclando jugo de limón con bicarbonato. La aplicamos sobre el objeto y dejamos secar. Luego la retiramos con agua tibia. Secamos y damos brillo con un paño suave y seco.
  1. Otra receta es con vino tinto caliente. Mojamos un trapo en el vino y frotamos la superficie con movimientos circulares. El ácido del vino actúa sobre la pátina que se forma en el metal. Enjuagamos con agua tibia y frotamos con un trapo seco y suave para sacar brillo.
  1. Podemos usar también una solución hecha con zumo de limón, agua y amoníaco. En esta opción podemos sumergir el metal en la solución o bien frotar el objeto con un trapo embebido en la misma. Para terminar sacamos brillo con un paño suave y seco.
  1. Por último y como recomendación, lo mejor es no dejar que los objetos se pongan demasiado sucios. Para ello, hacer un mantenimiento frecuente con una bayeta humedecida en agua y amoníaco. Luego secar con una toalla seca para sacar el brillo natural del metal.

Nos encanta compartir contigo esta información. Esperamos que tú también la compartas con alguien a quien pueda serle útil.

Seguimos conectados en Facebook y en nuestra web para cualquier consulta.